lunes, 21 de mayo de 2012

Expolio de la sanidad pública: manca finezza

Los servicios públicos de salud se resienten a causa de los recortes introducidos por el Partido Popular en aplicación de su programa oculto: la privatización de todo aquello que signifique un beneficio social. Los hospitales públicos se reparten en el camarote de los hermanos Capio, y entre los voceros del PP manca finezza a la hora de justificar lo injustificable.

Un buen amigo mío sostiene que lo mejor de la televisión es el botón de control de sonido. Que acciona de inmediato cuando en los telediarios aparecen personajes del mundo político, en especial si son miembros del Gobierno. Una medida de higiene mental que yo estoy empezando también a adoptar a la vista de cómo se conduce esta tropa del PP. Que, a la par que socava los cimientos del Estado del Bienestar, hace alarde de tosquedad y evidente falta de finura en sus maneras políticas.

Sanidad, educación y servicios sociales soportarán la mitad del recorte de 1.556 millones de euros que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a aplicar para alcanzar el objetivo de déficit del 1,5%. Entre otras medidas, cuatro hospitales que están en construcción se entregarán a la financiación privada. Y los hospitales públicos de Almansa, Villarobledo, Manzanares y Tomelloso terminarán el año gestionados por una empresa, que controlará también los centros de salud de su área sanitaria.

La empresa aspirante a quedarse con el negocio sanitario es Capio Sanidad, íntimamente ligada a dirigentes del Partido Popular. Como muestra el mosaico de intereses representado en la siguiente ilustración. 


El descaro con el que se conduce el PP en materia de recortes sanitarios está dando lugar a bochornosos episodios. Uno de ellos, el que culminó con la expulsión del diputado socialista José Manuel Caballero de una sesión de las Cortes manchegas. Durante su intervención en el punto del orden del Pleno relativo a la privatización del Hospital de Tomelloso (Ciudad Real), Caballero señaló que "con los quince policías que custodian el Cigarral de la señora Cospedal se podían contratar diez médicos del Hospital de Tomelloso".

Caballero aludía al chalet de lujo que María Dolores Cospedal, la bien pagá, ha comprado en la elitista urbanización toledana de Los Cigarrales, valorado en 2,3 millones de euros. Esta alusión motivó la ira, primero, del vicepresidente de las Cortes, Francisco Gil-Ortega -que en esos momentos ejercía la presidencia de la Mesa-, y después del presidente Vicente Tirado. Ambos, impidieron al diputado socialista que hablara de esa cuestión, y tras las reglamentarias llamadas al orden, Tirado le exigió a Caballero que abandonase la sala.

Vean aquí la secuencia de los hechos y juzguen ustedes por sí mismos:




De antología es, también, la no menos bochornosa rueda de prensa protagonizada por la ministra de Sanidad, Ana Mato, en la que intenta explicar los recortes que el Gobierno está aplicando a los servicios públicos de salud. Y en sus intentos de justificar lo injustificable, llega a hablar de "los parados sin prestación parlamentaria"

Buenas, buenas días, buenas tardes a todos.
En primer lugar agradecerles…
Vamos hemos universalizado la sanidad para los españoles.
Saben ustedes que la sanidad es universal y que estaba recogida en muchas leyes pero nunca se aplica hasta el final.
Todos los españoles tienen derecho a asistencia sanitaria gratuita. Todos sin dejar uno.
Lo primero que vamos a hacer es eeehhh incorporar al derecho español un artículo de una directiva que les diré que está incorporado al derecho español todo eeeh laaa toda la directiva menos un artículo que justo es el artículo que prohibe de forma explícita desplazarse en busca de atención sanitaria.
Luego hemos quitado también una cartera que llamamos cartera común suplementaria que la adjunto si me lo permiten con la cartera accesoria.
Ahí estarían pues las prestaciones farmacéuticas, las terope.. tripe… teroperapéuticas, ehh… me he equivocado en la en el nombre y poner en valor lo que tiene mucho en valor, porque no hay cosa que tenga más valor que una medicina que cura enfermedades.
Hemos adoptado una medida que ya estaba adoptada. Lo más importante que por primera vez los parados sin prestación parlamentaria, que… perdón sin presta sin.. sin pre…presta sin prestación sin prestación por desempleo, perdón.
En definitva eeeh lo que les decía. No es lo mismo una persona que no está enferma en su consumo de medicamentos que una persona que está enferma.
Los pensionistas que es no pagan nada son aquellos que ya no tienen derecho a prestación por desempleo, es decir los que ya tienen los que tienen simplemente eeehh. los.. ah perdón, pensionistas. Pensionistas son de los pe que tienen el… hablamos de renta no de pensiones.
Pues yo ya me voy a callar.


No me lo puedo de creer, dice Pierre Miró en su blog El pobrecito veedor, procurando, al titular su reseña de este asombroso parlamento, no desentonar de la exhibición de lengua de trapo de Ana Matos. P'habelnos matao, de risa en primera instancia, escuchando a Matos, la menistra que nos acabará matando de verdad por falta de asistencia sanitaria.





En fin, como postre, una risión menor: Una nota de prensa del Ministerio de la Presidencia del Gobierno, en la que se informaba de que el presidente del Gobierno había enviado un telegrama de pésame por el fallecimiento del escrito mexicano Carlos Fuentes, junto con el contenido del telegrama. La nota informativa, de apenas tres párrafos, iba encabezada con el siguiente título: "Pésame del presidente del Gobierno por el fallecimiento del escritor Carlos Fuentes padre de Artur Mas". Cuando la Secretaría de Estado de Comunicación se dio cuenta del gazapo, rectificó con prontitud la nota de prensa. Los peligros del 'corta y pega'
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada