viernes, 15 de julio de 2016

Nice, Kaboul, London: Je suis épuisé, révolté..





Tras los atentados contra la revista satírica de Charlie Hebdo y un supermercado de comida judía en enero de 2015, y la matanza del pasado noviembre en París en la que murieron 130 personas, el terror yihadista ha vuelto a golpear Francia en el día de su fiesta nacional. Al menos 84 personas han fallecido en Niza en una horrenda carnicería mecanizada.

Poco antes de las 23.00 del jueves, un enorme camión blanco ha arrollado a una multitud durante los festejos del 14 de julio. El vehículo se ha lanzado a gran velocidad —"a unos 90 kilómetros por hora", calcula la policía— y dando volantazos para avanzar en zigzag de forma mortífera en el paseo marítimo de Niza contra los centenares de personas que asistían a un espectáculo de fuegos artificiales. "Los cuerpos volaban como si fuesen bolos", ha señalado un testigo. La cifra provisional de víctimas es de 84 muertos y 202 heridos, 52 de ellos en estado crítico. La masacre cesó cuando la policía consiguió abatir a tiros al conductor. El Estado Islámico ha reivindicado el atentado.  

23 de julio: Suma y sigue el horror. La población de Munich se estremece por un tiroteo en sus calles que ha dejado diez muertos. Y en Kabul, un ataque suicida contra una manifestación pacífica en la capital de Afganistán ha causado al menos 80 muertos y 231 heridos. La mayor parte de las víctimas son de la minoría Hazara, de la rama islámica chií, quienes eran los organizadores de la marcha. 

El ataque ha sido reivindicado por el autodenominado Estado Islámico (ISIS). A través de la agencia Amaq, vinculada al grupo yihadista, el ISIS ha indicado que "dos combatientes detonaron cinturones con explosivos entre una concentración de chiíes en la zona de Dehmazang en Kabul".


En Afganistán, el conflicto se ha cobrado en lo que va de año más de 5.000 víctimas civiles, entre muertos y heridos, ante el avance de los talibanes.


Londres, 22 de marzo


Un hombre que conducía a gran velocidad un vehículo todoterreno ha arrollado a varias personas en el puente de Westminster; en pleno corazón de Londres. El hombre ha estrellado el vehículo contra una verja y a continuación ha apuñalado a un agente de policía que hacía guardia en el Parlamento británico. Llevaba dos cuchillos.

Cuatro personas han muerto en el ataque; entre ellos, el agresor. Las otras tres víctimas mortales son el policía apuñalado y otras dos personas que fueron arrolladas en el puente. Una de ellas, Aysha Frade, de 43 años y oriunda de Galicia. Hubo, además, 40 heridos.

El Estado Islámico (ISIS) se ha atribuido la autoría del atentado a través de un comunicado por Amaq News. 



31 de mayo, 2017

El terror golpea de nuevo la capital afghana. Al menos 80 muertos y 350 heridos por un camión bomba en el barrio diplomático de Kabul













No hay comentarios:

Publicar un comentario